¿Qué es la vista cansada?

La vista cansada se produce cuando, debido al paso de los años, el cristalino pierde elasticidad. Como consecuencia de esto, el reflejo de acomodación, que permite ver los objetos cercanos, se vuelve más difícil de realizar y aparece la vista cansada, conocida también como presbicia. En la mayoría de los casos, este error refractivo se presenta a partir de los 45 años.

Para comprender mejor por qué se produce la vista cansada o presbicia, es importante comprender cómo funciona el cristalino. Para que podamos enfocar a diferentes distancias, esta lente natural del ojo, cambia de forma. Cuando se encuentra en reposo, permanece estirada y permite una buena visión a larga distancia. Sin embargo, cuando la persona precisa ver algo situado en el plano cercano, se abomba para poder enfocarlo. Con el paso de los años, el cristalino va perdiendo flexibilidad y, como consecuencia, esta capacidad de estirarse y abombarse, conocida como reflejo de acomodación, se vuelve más difícil. Cuando esto ocurre, la persona pierde capacidad para ver con nitidez los objetos situados cerca y aparecen los primeros síntomas de presbicia o vista cansada: necesidad de alejar los objetos estirando los brazos para verlos con más claridad, dolores de cabeza o de espalda tras realizar actividades que requieren visión de cerca y dificultad para realizar labores como leer, coser o consultar el móvil por ejemplo.

¿Es lo mismo fatiga visual que vista cansada?

No. Mientras que la vista cansada o presbicia es un defecto refractivo relacionado con la edad, la fatiga visual hace referencia al cansancio ocular puntual que ocurre después de haber realizado un esfuerzo importante o mantenido en el tiempo. Los síntomas más comunes de fatiga visual son molestias en los ojos como picor, sensación de arenilla, enrojecimiento; dificultades para enfocar y, también, molestias en el cuello o en la espalda.

Cuando aparece la vista cansada, los episodios de fatiga visual son más frecuentes, ya que el ojo esta realizando un sobreesfuerzo de enfoque.

grupo de trabajo con pantallas

¿Cómo se corrige la vista cansada?

Los síntomas de vista cansada o presbicia vienen para quedarse. Es decir, una vez que aparecen son irreversibles. En la actualidad la presbicia no es ningún problema, ya que existen muchas formas de corregirla, aunque lo más común es hacerlo con lentes oftálmicas.

Las lentes oftálmicas constituyen la solución más eficaz y sencilla de corregir la presbicia. Existen diferentes lentes, adaptadas a las necesidades del usuario. Los jóvenes présbitas suelen utilizar lentes monofocales, con una sola graduación en su superficie, para usarlas únicamente cuando realizan actividades para las que precisan visión de cerca.

Con el tiempo, las lentes monofocales para ver de cerca se van haciendo más incómodas, ya que hay que quitárselas o bajarlas para poder enfocar a larga distancia. Es en ese momento cuando muchos présbitas empiezan a utilizar lentes progresivas, que permiten una visión natural a todas las distancias, sin “cortes” ni “saltos”. En KODAK Lens tenemos una amplia gama de lentes progresivas: KODAK Lens Unique, KODAK Lens Unique HD, KODAK Lens Easy, KODAK Lens Precise Digital y KODAK Lens Concise Digital. Pregunta a tu óptico optometrista cuáles son las que mejor se adaptan a tu estilo de vida.