Ver colores

Ver colores es, sin duda, uno de los mayores logros que nos proporciona la vista. Los protagonistas indiscutibles de esta función ocular son los conos, células fotorreceptoras situadas en la retina, que se encargan de captar la información sobre el color que llega a los ojos. En KODAK Lens queremos que disfrutes los colores de la vida, por eso nuestras lentes proporcionan una calidad visual óptima.

Para que puedas ver colores, los ojos y el cerebro llevan a cabo una fascinante labor. Después de atravesar dos lentes del ojo, la córnea y el cristalino, la luz pasa por una abertura circular (la pupila) hasta llegar a incidir en una película situada en el fondo del ojo que se llama retina. En la zona central de la retina, la mácula, se encuentran dos tipos de células: bastones y conos. Los bastones son sensibles a la intensidad de luz y, por eso, son las células que nos permiten la visión nocturna. Los conos, por su parte, son sensibles a los colores. Ambas células fotorreceptoras envían la información lumínica a través del nervio óptico al cerebro, donde es interpretada.

Diferentes tipos de conos

Para poder ver colores, la mácula cuenta con tres tipos diferentes de conos: unos son sensibles a la luz roja, otros sensibles a la luz azul y otros sensibles a la luz verde. La combinación de estos colores básicos nos permiten recibir 8.000 colores distintos.

Cuando alguno de estos tres conos no funciona bien se sufre daltonismo.

Nuevos estudios sostienen que algunas personas tienen cuatro conos diferentes, lo que les permite diferenciar más colores.

Ojo azul Kodak

¿Todos vemos igual los colores?

¡Por supuesto que no! La visión que cada persona tiene de los colores depende de distintos factores: la manera en la que incide la luz en sus ojos, su características visuales específicas y si es hombre o mujer.

Varias investigaciones sostienen que las mujeres captan mejor los colores que los hombres por razones evolutivas. Según la hipótesis de los cazadores-recolectores, mientras que ellos se dedicaban a cazar y necesitaban, para ello, una mejor percepción del movimiento; ellas debían aprender a diferenciar (por su color) los alimentos en buen estado de los que están en mal estado.

Pelirroja vestida de azul Kodak

Disfruta el color de la vida

A veces -bien porque se tienen errores refractivos (miopía, hipermetropía o astigmatismo), o bien porque se debe proteger los ojos del sol-, para poder ver colores y formas con nitidez, es necesario usar lentes. En KODAK Lens, somos expertos en la fabricación de lentes y, desde 1935 el color está en el ADN de la marca. Ambas características cobran sentido en nuestro eslogan: “Disfruta el color de la vida”. Esta frase resume la herencia de KODAK porque, en su interpretación literal, significa mejoras en la visión. Y, además, ofrece un sentido más amplio, que invita al usuario a experimentar lo que la vida le ofrece.

Para que disfrutes de los colores de la vida, las Lentes KODAK cuentan con tratamientos anti-reflejantes de alta calidad, diseño digital y tinturas especiales, que proporcionan imágenes nítidas y coloridas.