Proteger los ojos

Proteger los ojos es fundamental para tener una buena salud visual. Los ojos son muy sensibles y están constantemente expuestos a agresiones externas (rayos UV, luz azul-violeta, infecciones…). Además, entre el 80 y el 90% de la información que recibe nuestro cerebro llega a través del sentido de la vista. Así, proteger los ojos es también importante para nuestro aprendizaje; para nuestro desarrollo social y cognitivo.

¿Cómo puedo proteger los ojos?

Existen un número importante de riesgos potenciales para tus ojos. Pero no te alarmes: la buena noticia es que protegerte de ellos suele ser muy sencillo.

Proteger los ojos del sol

Los rayos UV que emite el sol resultan perjudiciales para tus ojos y tu piel. Exponerte a ellos sin protección, sobre todo si lo haces de forma continuada, aumenta el riesgo de padecer diferentes problemas oculares como cataratas, degeneración macular asociada a la edad (DMAE), pterigión (crecimiento anormal en la superficie del ojo), fotoqueratitis (quemaduras) y, también, cáncer.

Para proteger tus ojos del sol es recomendable usar gafas de sol de calidad, que filtren los rayos perjudiciales y permitan el paso de los beneficiosos. Recuerda que los rayos UV también están presentes en los días nublados y que, aunque su intensidad es menor en el amanecer y en el atardecer, la incidencia a estas horas es más directa. ¡No salgas de casa sin tus gafas de sol!

Chica con gafas de sol delante de fondo rojo Kodak

Proteger los ojos de la luz azul-violeta

Cada vez son más los estudios que demuestran que la luz azul-violeta que emiten en una alta concentración los dispositivos con pantalla y las luces LED, resulta especialmente perjudicial para las células de la retina.

Para proteger tus ojos de esta radiación, en KODAK Lens hemos desarrollado el tratamiento KODAK Lens BluProtect UV, que filtra eficazmente la luz azul-violeta nociva para las células de la retina.

Proteger los ojos de fatiga visual

Para poder ver con nitidez los objetos cercanos, los ojos realizan un esfuerzo de enfoque. Así, las actividades como leer, escribir, consultar el móvil o trabajar con el ordenador, suponen un trabajo “extra” para los ojos y, por eso, conviene darles un descanso cada cierto tiempo, sobre todo cuando se empiecen a notar molestias como picor, enrojecimiento, sensación de arenilla o visión borrosa. La fatiga visual es muy frecuente en las personas que consultan pantallas de forma habitual. 

Con el uso cada vez más frecuente y continuado de las pantallas digitales de nuestros dispositivos electrónicos, aparecen los síntomas de la fatiga visual. Cada vez más personas padecen fatiga visual por pasar demasiadas horas mirando pantallas. La razón principal es que esta actividad reduce la frecuencia del parpadeo de 18 a 3 parpadeos por minuto. Los principales síntomas son: ojos rojos, picor de ojos, dolores de cabeza
Para prevenir estos síntomas en KODAK Lens contamos con lentes pensadas para hacer más fácil la vida digital:

  • Monofocal KODAK Lens AFT. Pensadas para usuarios de pantallas de entre 25 y 45 años. Gracias a su tecnología de última generación, ofrecen una visión cómoda, aumentan el contraste y eliminan los deslumbramientos.
  • Lente ocupacional KODAK Lens Softwear. Ideal para usuarios de ordenador, músicos, pintores, electricistas, carpinteros… Personas que realizan tareas prolongadas que exigen una buena visión de cerca e intermedia.
  •  Tratamiento KODAK Lens BluProtect UV. Filtra la luz azul-violeta nociva para las células de la retina.

¿Sabes si tienes en tus ojos algún tipo de patología?

Si quieres mantener una buena salud visual debes acudir al especialista de la visión de manera habitual. Es importante revisar la visión del niño a los seis meses de vida y, si no se detecta ningún problema, volver a hacerlo cuando cumple seis años. Los menores de 40 años que no tienen errores refractivos (miopía, hipermetropía o astigmatismo) deben acudir al óptico-optometrista o al oftalmólogo con relativa frecuencia; cada dos o tres años. Si surgen problemas en este tiempo, el profesional de la visión determinará la frecuencia de visitas más conveniente. A partir de los 45 años, las personas suelen presentar problemas para ver los objetos en el plano cercano (presbicia), que exigen un ajuste anual o bianual. Para prevenir y controlar patologías graves (cataratas, degeneración macular asociada a la edad o glaucoma, entre otras), es fundamental revisarse la vista una vez al año a partir de los 50 años.

Niña con gafas sonriendo Kodak

Proteger los ojos es más importante que nunca

Cuidar la salud visual es fundamental hoy en día. Los rayos UV, las emisiones de luz azul-violeta, la contaminación y los malos hábitos (fumar, hacer poco ejercicio, llevar una alimentación pobre en frutas y verduras), ponen en riesgo el buen funcionamiento de nuestros ojos. El uso de gafas de sol de calidad en exteriores y de lentes con filtros contra la luz azul-violeta en exteriores, sumado a las visitas regulares al especialista de la visión, son pautas claves para mantener una buena salud ocular.