El picor de ojos

El picor de ojos puede estar producido por diversos motivos: irritación asociada a alguna sustancia, alergia, infecciones, exceso de sol, síndrome de ojo seco y, también, cansancio. No importa qué lo haya motivado: cuando el picor de ojos aparece, hay que prestarle atención.

¿Qué produce el picor de ojos?

Picor de ojos por alergia. Cuando el organismo es hipersensible a ciertas sustancias con las que entra en contacto, libera histamina, lo que produce irritación y picor en la piel o en los ojos. El picor de ojos alérgico puede ser motivado por diferentes alérgenos como mascotas, polvo o polen. Debido a las altas concentraciones de polen que se producen en primavera, el picor de ojos es muy habitual en esta estación.

Picor de ojos por infecciones. Los virus y las bacterias también pueden ocasionar esta molestia que se asocia a inflamación del párpado, enrojecimiento, mucosidad ocular y legañas al despertarse en la comisura de los ojos. Por lo general, el picor de ojos por virus, está asociado a catarros y no tiene un tratamiento específico. El picor de ojos por bacterias puede tratarse con pomadas antibióticas y colirios. Ambas infecciones son muy contagiosas, por lo que se recomienda el uso de gafas de sol, evitar tocar los ojos y lavarse las manos con frecuencia.

Gafas en la hierba - Kodak
Gafas en la piscina- Kodak

Picor de ojos por sustancias químicas. Algunas sustancias químicas, como el jabón o el cloro, pueden irritar los ojos. Si la sustancia que ha provocado la reacción no es muy peligrosa; puede ocasionar un episodio de picor leve, breve en intensidad y en tiempo. En estos casos, se recomienda aclarar los ojos con agua o lágrimas artificiales, y secarlos con gasas estériles. Sin embargo, cuando la sustancia irritante es peligrosa y el picor no disminuye con el tiempo, se recomienda no tocar los ojos y acudir a urgencias lo antes posible.

Picor de ojos por sequedad. La falta de hidratación también hace que los ojos piquen. Esta molestia, conocida como “ojo seco”, es más frecuente en climas o estaciones poco húmedas y, también, en edades avanzadas. El uso frecuente de pantallas también puede causar ojo seco y picor asociado. Los cambios hormonales de las mujeres y el uso de lentes de contacto favorecen la aparición de ojo seco. Este problema ocular puede deberse a la falta de lágrima o a la mala calidad de la misma.

Picor de ojos por fatiga visual. Cada vez más personas padecen fatiga visual por pasar demasiadas horas mirando pantallas. La razón principal es que esta actividad reduce la frecuencia del parpadeo de 18 a 3 parpadeos por minuto.

La fatiga visual se puede prevenir o minimizar forzando el parpadeo, aplicando la regla del 20/20/20 (descansar los ojos descansar 20 segundos, cada 20 minutos mirando a 20 pies ó 6 metros), cerrar los ojos un tiempo cuando empieza el picor, bajar la altura de la pantalla para tener los ojos más cerrados y, también, ventilar para renovar el aire de la habitación.

Pantalla Ordenador Kodak

¡No te los toques!

Los ojos son muy delicados y, al mismo tiempo, están muy expuestos a las agresiones externas. Es fundamental cuidarlos para prevenir el picor de ojos y, también, para combatirlo una vez que se manifiesta. No importa qué haya motivado el picor de ojos, cuando esta molestia aparece, lo último que se puede hacer para combatirla es frotarse los ojos:

  • Si te tocas los ojos con las manos sucias, la irritación se puede empeorar.
  • Si la razón del picor es viral o bacteriana, el riesgo de contagio aumenta.
  • Si tienes un cuerpo extraño en el ojo, puedes producir lesiones en la córnea.
  • Frotarse los ojos con frecuencia incrementa las probabilidades de infecciones oculares.