Todo lo que necesitas saber sobre los ojos rojos

Los ojos se ponen rojos cuando los capilares de la esclerótica, la capa externa del ojo de color blanco, se dilatan, haciéndose más visibles. Esta irritación puede deberse a diferentes causas como conjuntivitis (alérgica, vírica, bacteriana o química), exposición continuada al sol sin protección adecuada, entrada de una cuerpo extraño en el ojo, mal uso de lentes de contacto, un golpe o, también, fatiga visual.

Los ojos rojos son una molestia frecuente en la actualidad, que suele asociarse a la exposición continuada a pantallas de ordenadores, móviles, tablets, etc. En la mayoría de los casos, los ojos rojos vienen acompañados de otro tipo de molestias como picor, sensación de arenilla, lagrimeo, sequedad, cansancio y, también, dolores de espalda o de cabeza.

 

Ojos rojos y Síndrome Visual Informático

La mayoría de nosotros desarrollamos nuestra actividad en un entorno multi-pantalla y, sin darnos cuenta, estamos sometiendo a nuestros ojos a un sobreesfuerzo que, mantenido en el tiempo, produce diferentes molestias oculares, el enrojecimiento entre ellas.

Los expertos de la visión sostienen que pasar más de tres horas al día delante de una pantalla favorece la aparición del Síndrome Visual Informático (SVI) o fatiga visual digital. De acuerdo con sus datos, en nuestro país, los menores de 30 años pasan diariamente 10,5 horas delante de una pantalla; los adultos de entre 31 y 45 años, 9,3 horas; de 46 y 60 años, 8,3 horas; y los mayores de 60 años, 3,8 horas. No es extraño, por tanto, que en España sufran SVI una de cada siete personas.

 

¿Por qué el SVI hace que los ojos se pongan rojos?

  • Mirar a una pantalla exige a nuestros ojos un sobreesfuerzo de enfoque. El cristalino, la lente del ojo responsable del enfoque, se abomba para poder enfocar los objetos situados en el plano cercano-medio, en el que se encuentran los dispositivos con pantalla que usamos frecuentemente. Este esfuerzo constante favorece la aparición de fatiga visual y ojos rojos.
  • Mirar a una pantalla reduce la frecuencia de parpadeo. Mientras que leyendo un libro en papel o mirando en el plano lejano, los ojos parpadean unas 18 veces por minuto, cuando estamos concentrados mirando una pantalla, la frecuencia de parpadeo desciende a 3 veces por minuto. La frecuencia del parpadeo es aún menor cuando las pantallas se encuentran situadas a una altura superior a la de los ojos, ya que esto hace que tengan que estar más abiertos. El parpadeo insuficiente produce sequedad y enrojecimiento ocular.

 

Gafa con reflejo Kodak

¿Cómo combatir los ojos rojos?

Prevenir y combatir el enrojecimiento ocular es sencillo, basta con tener presente unas sencillas normas:

  • Tratar de reducir la exposición a pantallas en la medida de lo posible.
  • En caso de tener que mirar pantallas a menudo, es fundamental observar la regla del 20/20/20: retirar la mirada de la pantalla durante 20 segundos cada 20 minutos enfocando a una distancia de 20 pies (6 metros).
  • Forzar la frecuencia del parpadeo.
  • Usar lágrimas artificiales.
  • No abusar de la calefacción y el aire acondicionado.
  • Ventilar los lugares de trabajo para renovar el aire.

¿Existen lentes especiales para combatir el SVI?

¡Por supuesto que sí! En KODAK Lens contamos con lentes pensadas para hacer más fácil la vida digital:

Monofocal KODAK Lens AFT. Pensadas para usuarios de pantallas de entre 25 y 45 años. Gracias a su tecnología de última generación, ofrecen una visión cómoda, aumentan el contraste y eliminan los deslumbramientos.

Lente ocupacional KODAK Lens Softwear. Ideal para usuarios de ordenador, músicos, pintores, electricistas, carpinteros… Personas que realizan tareas prolongadas que exigen una buena visión de cerca e intermedia.

Además… Los usuarios de ordenador que apuestan por KODAK cuentan con nuestro tratamiento KODAK Lens BluProtect UV, que filtra la luz azul-violeta nociva para las células de la retina.

Así que esperamos que si has venido aquí porque tienes los ojos rojos entre estas líneas hayas conseguido encontrar cómo solucionarlo.