¿Qué es el astigmatismo?

Las personas que tienen astigmatismo presentan dificultades para ver objetos a diferentes distancias (cerca, media o lejos). Cuando el astígmata tiene problemas para ver con nitidez los objetos cercanos, se dice que tiene astigmatismo hipermetrópico y cuando ve con dificultad los objetos lejanos, se dice que tiene astigmatismo miópico. El astigmatismo puede darse junto a otros errores refractivos, como la miopía o la hipermetropía.

El astigmatismo es un error o defecto refractivo que ocurre cuando la córnea, la lente más externa del ojo, que participa en el enfoque, tiene una forma irregular u ovalada, en lugar de esférica. Como consecuencia de esto, en lugar de converger en un solo punto, los rayos de luz que entran a través de la pupila convergen en varios puntos a la vez, haciendo que el astígmata tenga visión borrosa a diferentes distancias y, al mismo tiempo, visión detallada a diversas distancias.

¿Cómo se detecta el astigmatismo?

Aproximadamente el 90% de las personas tienen astigmatismo pero, en la mayoría de los casos, este error refractivo es muy leve (de 0,25 a 1 dioptría) y no necesita ser corregido. Los astigmatismos más severos suelen detectarse en la infancia. Los niños que los padecen ven borroso a diferentes distancias, presentan fatiga visual (picor de ojos, escozor o sensación de arenilla) y dolores de cabeza o de espalda derivados de malas posturas.

Es fundamental llevar al niño al óptico-optometrista cuando se presentan alguno de estos síntomas, ya que el astigmatismo sin corregir puede desembocar en ambliopía, un problema visual que repercute negativamente en el aprendizaje del niño, llegando incluso a causar fracaso escolar.

Niña haciendo prueba de astigmatismo

La ambliopía u ojo vago afecta entre un 3 y un 5% de la población infantil; es una dificultad visual muy común en los primeros años de vida (0-10), cuando el sistema visual se está desarrollando. La causa más común de ojo vago es el estrabismo, aunque también puede aparecer cuando el niño sufre un problema refractivo (hipermetropía, miopía o astigmatismo), sobre todo si es mayor en un ojo que en otro.

¿Cómo se corrige el astigmatismo?

Hoy en día hay muchas maneras de compensar el astigmatismo, siendo el uso de gafas la más común por resultar también la más sencilla y que ofrece más garantías. Al contrario de lo que ocurre con otros errores refractivos, como la miopía, la hipermetropía o la presbicia, las lentes que se usan para corregir el astigmatismo difieren mucho de una persona a otra. Mientras que las lentes para miopes son cóncavas (más gruesas en los bordes y más delgadas en el centro) y las lentes para hipermétropes son convexas (más gruesas en el centro y más delgadas en los bordes), las lentes para astígmatas pueden ser cóncavas y convexas y, también, cilíndricas, es decir, planas por un lado y curvadas por el otro.